domingo, 3 de marzo de 2013

ZITA DE BORBÓN EN EL PAÍS VASCO

Dicen que fue Zita de Borbón Parma quien empujó a su marido y último emperador de Austria y rey de Hungría, Carlos de Habsburgo, a que se hiciese con el poder en Hungría mediante un golpe de estado. Pero fracasó, y la familia fue desterrada a la isla de Madeira, que antaño había servido de lugar de cura y vacaciones a otra emperatriz austríaca, Sissi. Si la neurótica esposa de Francisco José fue allí a curarse de su tuberculosis, su sobrino Carlos fue a entregar su alma a Dios, a causa de una neunomía y de las muchas privaciones. Dejaba viuda, siete hijos pequeños y otro en camino. Nadie quería acoger a tamaña prole y Alfonso XIII, quizá empujado por su madre, que al fin y al cabo era Habsburgo, les envía un barco y les aloja en el Palacio de El Pardo una temporada,al menos hasta que Zita da a luz. Luego les consiguen alojamiento en un viejo palacio de Lequeitio, en Vizcaya, aunque como necesita bastantes arreglos, todavía habría de estar la familia un tiempo en San Sebastián, primero en un hotel y luego en un destartalado palacete de la calle Oquendo, donde ahora está la iglesia de los Capuchinos. Alrededor de los años 1922-23 se ve a la emperatriz, siempre de luto y velada de negro, como acude casi a diario a la misa en la basílica de Santa María. La reina Cristina, cuando está en Miramar, suele enviar un coche cada tarde a que la recoja a ella y a sus hijos. Mientras ellos juegan con los nietos de la reina en los jardínes, las dos damas suelen tomar juntas el te. Todavía, antes de recalar en Lequeitio, estaría Zita una temporada en Mundaca y en Portugalete. El ayuntamiento de Lequeitio, con la ayuda del rey Alfonso XIII, compra el palacete y lo cede a la emperatriz para que lo ocupe mientras quiera. Allí organiza Zita los estudios de sus hijos, prestando especial atención a la educación del mayor, Otto. Cuando en 1929 muere la reina Cristina, con hondas raíces en todo el País Vasco, pero sobre todo en San Sebastián, Zita entiende que su tiempo en aquella tierra ha terminado, y se van de Lequeitio hacia Bélgica

No hay comentarios:

Publicar un comentario